jueves, 8 de noviembre de 2018

Reserva fraccionaria




La banca de reserva fraccional o de reserva fraccionaria es un sistema bancario en el cual los bancos  mantienen sólo una fracción del monto de los depósitos de sus clientes como reserva —ya sea como dinero líquido u otros documentos de alta liquidez— teniendo al mismo tiempo la obligación de retornar esos depósitos en demanda, es decir, en nuevos préstamos para sus clientes. El sistema implementado está basado en el hecho de que los depositantes no suelen reclamar todos sus depósitos al mismo tiempo, ni tampoco todos los prestamistas están prestando al mismo tiempo, ni todos los deudores están pagando al mismo tiempo. Cuando los bancos prestan cualquier fracción de los fondos recibidos en depósito o, en general, cuando conceden créditos por un valor superior a sus depósitos, lo que permite es que, a diferencia de la banca de reserva 100 % que suele cobrar a sus depositantes, la Banca de reserva fraccional normalmente paga un interés, asemejándose más en este aspecto a la banca de inversión. Este sistema bancario contrasta con el denominado banca de reserva 100 %.   


Dado su funcionamiento, el sistema expande la cantidad de dinero en circulación (este fenómeno se denomina el multiplicador bancario). En consecuencia, y dada la prevalencia del sistema, el agregado monetario de un país es generalmente mayor que la base monetaria.

El efecto del multiplicador depende de la fracción de depósitos que no sean prestados o que sean mantenidos en reserva. Esa fracción consiste en el coeficiente de caja (determinado por las autoridades monetarias del país, usualmente el Banco Central) y las llamadas “reservas extra” mantenidas por decisión del banco en cuestión.


Dado que el sistema implica que la banca comercial actual opera en riesgo de insolvencia (cuando se produce una retirada simultánea de fondos) la mayoría de los países han implementado un sistema de prestamista de última instancia que es el Estado mismo, que presta dinero a los bancos a través de los bancos centrales. Es este prestamista de última instancia el que entonces asume el riesgo, trasladando el riesgo empresarial a riesgo sistémico.

Algunos economistas, notablemente los partidarios de la escuela austriaca, argumentan que el principal negocio de la banca de reserva fraccional es la creación de dinero,​ generalmente criticando este aspecto, dado que consideran que, debido a un privilegio injustificable otorgado por el estado a la banca, causa deuda e inflación.

Sin embargo, tal percepción es debatible, entre otras cosas dado que no hay una definición precisa de dinero. Si aceptamos la definición más común (todo medio de pago generalmente aceptado​) parece posible adoptar una posición keynesiana al respecto: la creación de dinero no es necesariamente negativa si guarda relación con el aumento de la riqueza o lleva a creación de la misma, que es lo que respalda ese dinero. No obstante, esto también es dudoso, dado que el aumento de dinero fiduciario (o de sustitutos del dinero) no tiene un efecto real sobre la riqueza, sino solamente sobre la distribución de la misma entre los individuos privilegiados por poseer ese dinero en primer lugar, a costa de los que lo reciben más adelante, una vez que el mercado recoge la información de la existencia de esos nuevos billetes a través de un aumento generalizado de precios.

“Si la gente entendiese cómo funciona nuestro sistema financiero, creo que habría una revolución antes de mañana”, atribuyen al industrial americano y pionero de la gran industria del automóvil Henry Ford.




Ahora viene lo bueno, desde hace ya algunos años, desde la aparición de bitcoin en el 2009 y la cadena de bloques, las personas también podemos crear dinero digital o mejor dicho criptomonedas y este tipo de dinero no tiene inflación ya que no se pueden crear ilimitadamente sino una cantidad prefijada antes de poner en marcha el Blockchain que es el sistema que permite crear estas criptomonedas.

Estamos ante una gran revolución tecnológica como nunca antes habíamos visto. Personas corrientes pudiendo crear su propio dinero a través de las criptomonedas, esto era impensable hace unos años atrás, pero ahora es algo totalmente común y lo será todavía mas en los próximos años cuando estos avances sean del dominio público.

Te invito a que tu también conozcas este sistema que está extendido por todo el mundo, y puedas sumarte a la creación de tus propias criptomonedas que tienen usabilidad real.

¿Quieres ser parte de la mayor comunidad de tenedores de criptomoneda que hay en el mundo?
¿Quieres crear tus propias criptomonedas Onecoin?


Contacta con un miembro de la familia Onelife y pídele que te ayude a formar parte de este movimiento global sin precedentes en la historia.





#Sistema fraccionario, #Bancos, #Dinero, #Préstamos, #Estado, #Criptomonedas,



martes, 6 de noviembre de 2018

Cuanto valían 10 euros?



El pasado mes de agosto de 2018, el Índice de Precios de Consumo (IPC) creció una décima respecto al mes anterior y se mantuvo en una tasa anual del 2,2%, lo que implica que la inflación han crecido más de dos puntos respecto al mismo mes del año anterior. Este dato nos ayuda a comprender la evolución reciente de los precios pero, ¿cómo podemos saber qué valor tenía el dinero en un periodo concreto del pasado respecto a hoy en día?

Para resolver esta duda, el Instituto Nacional de Estadística dispone de una herramienta en su web que permite actualizar una renta mediante la evolución del IPC. De este modo, podemos ver cómo ha evolucionado el valor de una cantidad concreta desde que se comenzó a contabilizar la variación de los precios en marzo de 1954 hasta los últimos datos disponibles, correspondientes al pasado agosto.

Cuánto valían 10 euros el año ... comparado con el valor de agosto de 2018
Valor de 10 euros en 1965:  = 278,92 €  serían mas de 46.000 pesetas de 1965
Valor de 10 euros en 1966:  = 261,43 € o unas 43.000 pesetas de 1966
Valor de 10 euros en 1967:  = 245,14 € o unas 40.000 pesetas de 1967
Valor de 10 euros en 1968:  = 235,27 € o unas 39.146 pesetas de 1968
Valor de 10 euros en 1969:  = 229,83 € o unas 38.239 pesetas de 1969
Valor de 10 euros en 1970:  = 217,61 € o unas 36.000 pesetas de 1970
Valor de 10 euros en 1971:  = 202,64 € o unas 33.700 pesetas de 1971
Valor de 10 euros en 1972:  = 186,62 € o unas 31.050 pesetas de 1972
Valor de 10 euros en 1973:  = 172,69 € serian unas 28.700 pesetas de la época, cuatro meses de salario de un auxiliar administrativo.
Valor de 10 euros en 1974:  = 151,45 € o unas 25.000 pesetas de 1974
Valor de 10 euros en 1975:  = 127,46 € o unas 21.200 pesetas de 1975
Valor de 10 euros en 1976:  = 111,95 € o unas 18.583 pesetas de 1976
Valor de 10 euros en 1977:  = 91,59 € o unas 18.600 pesetas de 1977
Valor de 10 euros en 1978:  = 73,65 €
Valor de 10 euros en 1979:  = 63,12 €
Valor de 10 euros en 1980:  = 54,06 €
Valor de 10 euros en 1981:  = 47,25 €
Valor de 10 euros en 1982:  = 41,29 €
Valor de 10 euros en 1983:  = 36,35 €
Valor de 10 euros en 1984:  = 32,44 €
Valor de 10 euros en 1985:  = 29,66 €
Valor de 10 euros en 1986:  = 27,15 €
Valor de 10 euros en 1987:  = 25,60 €
Valor de 10 euros en 1988:  = 24,51 €
Valor de 10 euros en 1989:  = 23,03 €
Valor de 10 euros en 1990:  = 21,59 €
Valor de 10 euros en 1991:  = 20,03 €
Valor de 10 euros en 1992:  = 19,09 €
Valor de 10 euros en 1993:  = 18,23 €
Valor de 10 euros en 1994:  = 17,37 €
Valor de 10 euros en 1995:  = 16,64 €
Valor de 10 euros en 1996:  = 16,02 €
Valor de 10 euros en 1997:  = 15,57 €
Valor de 10 euros en 1998:  = 15,27 €
Valor de 10 euros en 1999:  = 15,04 €
Valor de 10 euros en 2000:  = 14,62 €
Valor de 10 euros en 2001:  = 14,10 €
Valor de 10 euros en 2002:  = 13,69 €
Valor de 10 euros en 2003:  = 13,20 €
Valor de 10 euros en 2004:  = 12,90 €
Valor de 10 euros en 2005:  = 12,51 €
Valor de 10 euros en 2006:  = 12,01 €
Valor de 10 euros en 2007:  = 11,73 €
Valor de 10 euros en 2008:  = 11,25 €
Valor de 10 euros en 2009:  = 11,16 €
Valor de 10 euros en 2010:  = 11,04 €
Fuente: http://www.ticbeat.com/empresa-b2b/cuanto-valian-10-euros-el-ano-que-naciste-y-que-podrias-comprar-hoy-con-esa-cantidad/

La inflación es como un robo para los ahorradores, ya que el dinero cada vez vale menos y tiene menos poder de adquirir cosas. (Véase esta información sobre la inflación)

La inflación nos afecta a todos en mayor o menor medida. Claro que unos países la sufren de forma alarmante y llegan a tener hiperinflación haciendo que su dinero se devalué de forma alarmante y llegue a devaluarse a la mitad o menos en tan solo unos días, haciendo esto un verdadero problema porque nunca tienes la seguridad de que puedas comprar lo que necesitas porque no te alcanza el dinero.
Las personas que mas sufren la inflación están buscando formas de mantener el valor de su dinero y lo emplean comprando bienes que puedan mantener el valor o incluso incrementarlo a lo largo del tiempo.
Uno de los activos que mejor se presta a este objetivo de mantener el valor e incluso incrementar su valor con el tiempo son las criptomonedas, aunque no todas tienen las mismas características.
Hay que saber diferenciar cuales son de simple uso especulativo a las que pueden tener un valor intrínseco basado en la usabilidad de la moneda y en una amplia comunidad de tenedores de la moneda lo que le da mayor estabilidad.

Onecoin no es una moneda especulativa y no tiene inflación porque no se puede producir ilimitadamente, y al tener un número finito (120 mil millones de One) de producción su valor no será afectado por la inflación.
Es la primera criptomoneda que incorpora el protocolo internacional KYC en su blockchain (http://bit.ly/blockchain0) y lo que hace totalmente transparente y segura.

¿Quieres ser parte de la mayor comunidad de tenedores de criptomoneda que hay en el mundo?
¿Quieres crear tus propias criptomonedas Onecoin?


Contacta con un miembro de la familia Onelife y pídele que te ayude a formar parte de este movimiento global sin precedentes en la historia.





También relacionado:



#Inflación, #Hiperinflación, #Revalorización, #One, #Criptomonedas,